Faldón superior

pozo da ferida1
El origen del topónimo de este concello se debe a una antigua Villa Iovii, o Villa de Júpiter, que tuvo en estas tierras un templo o altar después de la conquista romana. Dado que el nombre del Concello procede del Dios Júpiter, y puesto que también se puede encontrar en este mismo Ayuntamiento el Monte Medela; algunos identifican esta montaña con el Monte Medulio, lugar donde aconteció la batalla de los guerreros galaicos, cántabros y astures contra las legiones romanas, y donde los últimos guerreros resistentes prefirieron suicidarse antes de rendirse al invasor de Roma .
Lugar de antiquísima significación religiosa, Xove posee una enorme riqueza de entornos; una costa de gran atractivo con playas de arena blanca, como las de Lago, Portocelo y Esteiro, e increíbles acantilados abruptos, debido a que los montes llegan hasta el litoral. Situado en la franja costera de la provincia, Xove representa uno de los principales enclaves industriales del norte de Galicia.
Además, este municipio cuenta con magníficos enclaves naturales como O Pozo Da Ferida, una cascada natural de más de 30 metros, perteneciente a la parroquia de Monte. La fervenza forma una poza circular en su base, y por la parte de arriba del salto se observa una pequeña presa, y una serie de rápidos.
Desde el punto de vista arquitectónico destacan multitud de castros celtas, entre los que sobresalen los de Illade, Sumoas y Coto da Vela, todos ellos sin excavar, pero de gran interés. A un patrimonio natural muy importante hay que añadirle la existencia de un patrimonio artístico nada despreciable, donde la arquitectura  civil se mezcla con la religiosa. Las antiguas casas de labranza con sus gruesos y bien cuidados muros, son lugares idóneos para acoger al viajero. A su lado los omnipresentes hórreos que salpican el paisaje rural de la comarca, y que desde la primera hasta la última piedra están trabajados con cariño por los antepasados de la zona.
xove1
Cabe destacar el Hórreo de A Barxa, totalmente labrado en piedra, y el pazo de la familia Villalba. Otras construcciones a destacar son los abundantes molinos de agua, que se encuentran en el cauce de los ríos Lago y Guilá.
La sencillez de formas y volúmenes exteriores de las iglesias contrasta con sus interiores, donde la filigrana, riqueza cromática y complejas composiciones iconográficas de los retablos, rompen la austeridad interna como una explosión de luz y colorido que invade los sentidos. A todo este patrimonio hay que sumarle una serie de obras de imaginería santoral y de orfebrería que enriquecen, aún más si cabe, este patrimonio.
 
Límites:

Norte: Mar Cantábrico
Sur: O Valadouro
Este: Cervo
Oeste: Viveiro
43º41'6''N 7º 30' 44''O
 
SITIOS WEB RELACIONADOS
 
© 2018 El Progreso Rúa Ribadeo s/n, Lugo · Tlfno: 982 29 81 00

Please publish modules in offcanvas position.