Faldón superior

O Valadouro

o valadouro
Se cree que el origen de este hermoso valle está en un antiguo lago prehistórico que se fue disecando paulatinamente, dando lugar a esta zona caracterizada por una tierra fértil, y bañada por las aguas del río Ouro. También los romanos poblaron este valle que recibió el nombre de Vallis Auris, del que deriva su denominación actual.
O Valadouro es el paradigma de naturaleza de montaña en la comarca de A Mariña, además aporta interesantes espacios de gran valor geomorfológico. Los valles de montaña ofrecen paisajes impresionantes, donde es relativamente sencillo la práctica del senderismo para los amantes de la naturaleza. Cuenta con varias fragas de valor por su interés botánico y paisajístico, entre las que destacan las de Furna en Cadramón, y las Lerias en Frexulfe. Asimismo, el Alto del Cadramón o Frexulfe ofrecen unas excelentes vistas panorámicas.
Además de su indudable belleza paisajística, el municipio cuenta con magníficos ejemplos de arquitectura, tanto civil como religiosa. Dentro del patrimonio religioso destaca sobre todo la capilla de Sta. Filomena del S. XI, en la parroquia de Cadramón. También existen interesantes muestras de arquitectura civil como casas de labranza, molinos, o pazos como el de Gradaílle. Desgraciadamente la arquitectura popular de O Valadouro se vio mermada en su mayor parte por el abandono de muchas de las actividades económicas que tenían lugar. De este modo la mayor parte de los molinos están abandonados o simplemente ya desaparecidos. Dentro de la arquitectura de carácter popular, destacan los diferentes núcleos rurales en la parroquia de Vilacampa, así como algunos molinos antiguos y abundantes cruceiros. Destacan el del Pazo – Frexulfe -, o de Cendemil – Santa Cruz - y los dos de Alaxe y el de Tanín, que quedan como bellas ruinas ruskinianas – Ruskin era escritor y filósofo en la Inglaterra Romántica del siglo XIX. Defendía en sus escritos la obra de arte como un organismo vivo, con vida propia. Do valadouro2e este modo la obra de arte tendría un nacimiento, una evolución vital y finalmente una muerte. Esta muerte sería el estado de ruina, apreciada por el filósofo por su belleza.
Se trata de un territorio en el que tanto la belleza natural como la gastronomía están más que aseguradas, destacando en esta última excelentes productos como las truchas, las anguilas y la miel, que tiene su fiesta de exaltación el 12 de octubre en Ferreira. Otra atracción turística es la celebración de "A Rapa das Bestas" el 4 de agosto en el Curro de Santo Tomé, lugar en el que se encuentra un dolmen, principal vestigio arqueológico del municipio.
 
Límites:
 
Norte: Viveiro, Xove, Cervo y Foz
Sur: Abadín y Alfoz
Este: Foz y Alfoz
Oeste: Ourol y Muras
43° 21′ 49″ N 7° 28′ 30″ O
 
SITIOS WEB RELACIONADOS
 
© 2018 El Progreso Rúa Ribadeo s/n, Lugo · Tlfno: 982 29 81 00

Please publish modules in offcanvas position.